CUIDADOS DEL BONSAI:

Ubicación: coloquelo en el exterior todo el año, donde reciba una gran cantidad de luz solar ya que no crecen bien en el interior. Debe proteger el árbol cuando las temperaturas caen por debajo de -10 grados C.

 Riego:  NO regar demasiado, tenga cuidado, el Bonsai prefiere cortos períodos de relativa sequía. Se puede humedecerse regularmente, y sobre todo después de haber sido trasplantado.

 Abono: una vez al mes use fertilizante normal; es recomendable aplicar un abono con niveles de nitrógeno superiores.

 Poda: si desea desarrollar un follaje denso, es necesario podar los nuevos brotes que sobrepasan la silueta a lo largo de la temporada de crecimiento. Si utiliza las tijeras de Bonsái para cortar los brotes como si fuera un seto, las agujas del corte se haran marrones. Corte los brotes desde la base del nuevo crecimiento o rompalo con los dedos.

 Trasplante: una vez cada dos años, utilizando una mezcla de suelo básico (o con algo más drenaje).